Blue Flower

Signos de peligro a tener en cuenta en el embarazo

El embarazo es uno de los momentos más especiales y felices en la vida de cualquier mujer. Para conseguir que tu embarazo discurra sin problemas, presta mucha atención a los siguientes signos de alarma:
Sangrado vaginal

En los primeros meses del embarazo las manchas podrían indicar un sangrado de implantación, sin embargo cualquier sangrado que se produce durante el embarazo debe ser tenido en cuenta. Las hemorragias de los tres primeros meses pueden alertarnos sobre un embarazo ectópico o un aborto prematuro. Posteriormente el sangrado en el embarazo puede ser debido a un aborto involuntario, desprendimiento prematuro de la placenta o placenta previa. Las infecciones también son causantes de sangrado. Ante cualquier signo de sangrado debes ir inmediatamente a que tu médico te examine.

Visión borrosa y/o dolores de cabeza

Puede ser indicativo de preeclampsia. Por lo general se diagnostica después de la semana 20 de gestación. El médico controlará la presión arterial y la presencia de proteína en la orina (que nos indica compromiso renal). Si no es tratada, la preeclampsia podría conducir a la llamada preeclampsia grave, una complicación del embarazo que se revela con aumento de la presión arterial y convulsiones. Es muy peligroso tanto para la madre como para el bebé.

Ausencia o disminución de movimiento fetal

Es habitual que los bebés duerman mientras estén en el útero, pero cuando tu bebé pasa de repente a moverse menos o no se mueve en absoluto, hay que tenerlo en cuenta. Podría indicar que tu bebé está en peligro. Siguiendo las pautas marcadas por el Congreso Americano de Ginecólogos y Obstetras, tienes que contar el tiempo que tarda el bebé en realizar 10 patadas. Este tiempo debe ser inferior a dos horas. Si notas una disminución sustancial en el número de patadas, o el bebé tarda más de dos horas en dar 10 patadas, debes ser examinada por tu médico inmediatamente.

Liberación repentina de líquido de la vagina

La conocida como “la ruptura de la fuente ” es la ruptura de las membranas que se produce antes de la fecha establecida de parto. Debes ser examinada por tu médico, ya que nos puede indicar un parto prematuro y podría aumentar de forma sustancial el riesgo de contraer una infección. Algunas veces un escape de orina puede ser confundido con el líquido amniótico. Será tu médico el que te haga una prueba para determinar de dónde proviene el fluido.

Dolores persistentes de espalda 

En algún momento del embarazo la mayoría de las mujeres sufrirán dolor de espalda. Pero si este se vuelve incesante, es mejor que sea tu médico el que te examine para descartar infecciones renales o de la vejiga. Un dolor de espalda persistente puede indicarnos también un parto prematuro.

Ten en cuenta estas recomendaciones, no te alarmes, y consulta con tu médico para tu tranquilidad.